Tina Guo – Entrevista

Tina Guo es probablemente la violonchelista más conocida en el mundo de la música de cine. Ella ha sido parte clave en muchas bandas sonoras (Wonder Woman, Sherlock Holmes, Piratas del Caribe, Pacific Rim, Journey, El Rey León-2019, etc.), ha sido pieza fundamental en las giras de ‘Hans Zimmer Live’, y está en estos momentos de gira por Europa con el espectáculo ‘The World of Hans Zimmer’.

 

Gorka Oteiza tuvo la oportunidad de entrevistarla recientemente, y hablaron sobre su formación clásica, los primeros pasos en su carrera, cómo entré en el mundo de la música de cine, su experiencia de gira con los shows ‘Hans Zimmer Live / The World of Hans Zimmer’, y los conciertos que dio con su propio álbum ‘Game On!’ en 2017 y 2018.

 

ENTREVISTA CON TINA GUO

Gorka Oteiza: Tina, muchas gracias por sacar tiempo para hablar con SoundTrackFest. Primero, nos gustaría saber un poco más sobre ti. ¿Cómo decidiste entrar en el mundo de la música y no en la ingeniería o ser por ejemplo abogada o… cualquier otra carrera?

Tina Guo: Nací en China, en Shanghai, y cuando tenía cinco años vine a Estados Unidos. Mis dos padres son músicos clásicos. No tuve elección. Me llevaron por la tradición familiar. (*risas*)

 

¡Así que entonces… te arrastraron a la tradición familiar!

Sí, tradición familiar, como con las familias rusas del circo… en este caso, las familias asiáticas musicales. (*risas*)

 

Esa es una respuesta divertida (*risas*)

Bueno, mi padre es violonchelista y mi madre es violinista. Al principio comencé a tocar el piano, como todos los niños chinos. De acuerdo, tal vez no todos, pero la mayoría… así que cuando tenía tres años tocaba el piano y luego, cuando me mudé a Estados Unidos, a los seis años, probé el violín durante un año. ¡Era horrible! ¡Tocaba tan mal! Un año toqué Twinkle Twinkle Little Star y sonó muy mal y me dijeron: “Oh, Dios mío. Es horrible” (*risas*)

 

Así que decidiste hacer otra cosa…

Sí. Mi padre dijo: “Está bien, tal vez podrías probar el violonchelo”. Inicialmente era demasiado grande para mí… Pero encontramos un violonchelo muy pequeño y eso lo hizo mucho más fácil. Así que comencé con el chelo cuando tenía unos siete años y medio, casi ocho, pero todo vino mucho más natural. Progresé mucho más rápido, y en realidad eso ayudó a las muchas, muchas horas de práctica y entrenamiento, que hice y de las que estoy agradecida ahora. Cuando estaba creciendo, por supuesto, no era divertido.

 

Bueno, cuando eres niño/a tienes que hacer cosas que no quieres… para velar por tu futuro…

¡Sí! Ahora estoy tan agradecida de haber sido forzada a hacerlo… porque sin la práctica constante, no puedes construir la memoria muscular, y si estás dudando cuando tocas, es como… “Oh vaya, ¿puedo tocar esto? ¿Voy a poder tocarlo en tono? ¿Es demasiado rápido?” Entonces, si comienzas a pensar en la parte técnica, toda la música desaparece.

Tina Guo - Entrevista - Tocando el Chelo Clásico

 

Eso me recuerda una frase que Hans Zimmer dijo en uno de sus conciertos del ‘Hans Zimmer Live Tour’ al que asistí… dijo algo así como… “Es increíble, estás practicando y entrenando toda tu vida, y un día, ya no tienes que ensayar más. Ya sabes todo. Y simplemente vas y disfrutas, y haces música con tus amigos”.

Bueno, todavía tienes que practicar (*risas*). Incluso si tienes esa memoria muscular. Pero sí, en el escenario cuando actúas, estás tocando, es libertad. Y después del concierto, ¡de vuelta a la práctica! (*risas*)

 

Cuando comenzaste a tocar el chelo y comenzaste a desarrollar tus habilidades y viste que te gustaba, ¿tenías alguna idea de cuál podría ser tu carrera o a dónde podrías llegar?

Había dos lados en mí. Creo que generalmente soy bastante calculadora, así que trato de decirme a mí misma: “No quiero pensar en cosas que sean ridículas”, así que no pensé: “Oh, quiero ser famosa”. No lo hice. Realmente no pensé eso, pero por otro lado, siempre quise tocar música rock y metal. Así que pensé “Sería realmente genial si pudiera tocar en lugares más grandes”. No solo en lugares clásicos, sino también en espectáculos de rock y cosas así. Pero para mí, la clave fue más bien el estar entrenada desde una edad tan temprana en una mentalidad muy asiática, donde tienes que ser la mejor, tienes que seguir practicando, tienes que obtener el primer lugar… Participé en todas las competiciones que puedas imaginar. Trabajando constantemente, trabajando, trabajando… así que no era necesariamente un objetivo específico. Para mí, era solo intentar, con cada cosa que surgía, hacer lo mejor que pudiera y seguir practicando y seguir creciendo.

 

He leído que entraste al mundo del rock tocando con bandas de metal, lo que parece una gran contradicción teniendo en cuenta tu entrenamiento clásico. ¿Cómo sucedió eso? ¿Cómo fue esa experiencia?

Bueno, comencé cuando estaba en la universidad, porque mis padres eran muy conservadores y no me permitían tocar diferentes tipos de música. Entonces, cuando era niña, hasta los dieciocho años, solo tocaba música clásica. Escuché mucha música clásica. Pero todo mi horizonte era muy, muy pequeño. No era malo, pero simplemente era un mundo muy pequeño.

Fue un excelente campo de entrenamiento, pero cuando llegué a la universidad y me mudé por primera vez… ¡tenía acceso a Internet! Cuando estaba en la escuela secundaria (creo que Internet comenzó a florecer cuando yo tenía unos trece años) mis padres volvieron a ser muy estrictos: no había internet ni correo electrónico, así que no podía tener mucha exposición. Pero cuando llegué a la universidad fue como una explosión de libertad… ¿sabes? … “Oh, Dios mío, puedo escuchar cualquier cosa”.

Tina Guo - Entrevista - The World of Hans Zimmer

 

Tantos nuevos estímulos y tantas nuevas áreas que podías explorar…

Fue muy emocionante. Entonces fue cuando realmente comencé a experimentar, y después de un par de años compré mi primer chelo eléctrico en Guitar Center, un chelo eléctrico Yamaha. Y al principio tocaba sentada (ahora toco de pie), pero era muy incómodo porque la posición es diferente. El instrumento sigue moviéndose y sonaba muy mal. Es más difícil tocar el violonchelo eléctrico en sintonía, porque cuando estás sentada, no se mueve. El violonchelo está un poco más paralelo al suelo, por lo que es más fácil cuando tocas el arco, pero de pie es completamente perpendicular, por lo que es una posición muy extraña, pero pensé: “Se va a ver más fresco si lo hago así. Se verá mejor, puedes moverte más”.

 

Bueno, te he visto moverte en el escenario como una estrella de rock cuando tocas el violonchelo…

¡Sí! Puedes ser más expresiva. Lo cual de nuevo, no tiene nada de malo, pero solo quería hacer algo más, algo diferente. Pasó aproximadamente un año hasta que comencé a tocar en tono (*risas*) y ha sido un proceso de aprendizaje durante los últimos treinta y cuatro años… Comencé a tocar el violonchelo eléctrico cuando tenía dieciocho o diecinueve años, así que han sido quince años lo que he tardado, y sigo aprendiendo. Siempre hay cosas nuevas que aprender.

Tina Guo - Entrevista - En el escenario

 

Hablemos ahora de las bandas sonoras, porque pasaste de tocar en bandas de rock a entrar en el mundo de las bandas sonoras. ¿Cómo fue esa transición? ¿Era algo que querías hacer o simplemente fue algo que se cruzó en tu camino?

Cuando fui a la universidad y estaba estudiando música clásica, violonchelo clásico, estaba experimentando con el violonchelo eléctrico, pero sinceramente, realmente no pensaba en las bandas sonoras. Ni siquiera sabía que había un mundo entero ahí. No sé lo que pensé, ¡tal vez que la música aparecía mágicamente en las películas! (*risas*) Simplemente no le daba importancia. No pensé: “Vaya, hay toda una industria detrás de eso”. Así que cuando estaba en la universidad, en la USC, tenían un programa de grabación de bandas sonoras increíble, y comencé a hacer algunos conciertos por muy poco dinero, como veinte dólares por cada hora para grabar para compositores que estaban estudiando.

 

Así que fuiste parte de la banda sonora de algunas de las películas de los estudiantes…

Sí, películas de estudiantes. Y para mí en ese momento, estaba enseñando piano, estaba enseñando violonchelo, hacía pequeños conciertos aquí y allá, y cuando dijeron: “¿Quieres grabar?”, Dije: “Está bien, claro”. Nunca había usado un ‘click-track’, nunca había usado auriculares en un estudio, así que fue una experiencia de aprendizaje increíble. Fue divertido, fue agradable, y dije: “Oh, es genial que me puedan pagar por grabar”.

Así que comencé haciendo películas para estudiantes, y luego conocí a Austin Wintory cuando estaba en la universidad. ¡He tocado en muchos de sus proyectos! Así que estaba en la universidad al mismo tiempo, y él fue el primer compositor que me contrató para una sesión en solitario en Journey, el juego de PlayStation.

 

¡Conozco Journey! ¡Me encanta la música de Journey!

A mí también me encanta. Me emociono tanto cuando lo pienso, ¡piel de gallina ya mismo! (*risas*)

 

¡En efecto! Solo con pensar en el tema principal…

¡Sí, es maravilloso! Así que, trabajamos en muchos proyectos diferentes juntos, pero para mí, tocar en proyectos de películas más grandes, y no en la orquesta sino como solista, llegó a través de un video musical que lancé llamado ‘Queen Bee’. Fue mi primer video musical. Un video de chelo eléctrico heavy metal. Creo que salió en 2009. Luego, Hans Zimmer, John Debney, Brian Tyler, y algunos compositores más vieron el video y me contactaron. Hans hizo que su oficina llamara a mi teléfono móvil. John Debney me escribió en Facebook diciendo, “¡Hola, vi tu video!”

 

Realmente fue inesperado. No hice videos musicales para tratar de estar en el mundo de las bandas sonoras. Yo quería tocar con Rammstein. Esperaba que… “¡Oh, tal vez una banda de metal verá mi video y me invitará a una gira!” Pero eso no sucedió. (*risas*)

Y fue divertido porque ese video arrancó una carrera completamente diferente, pero me encantó, realmente lo disfruté. Recuerdo ir a grabar Iron Man II, la BSO de John Debney, y él me dejó ser yo misma. Era como un solo de guitarra; era como si me dijera, “Sí, toca lo que sea sobre los cambios”. Tengo que ser libre para experimentar.

 

Es interesante que menciones eso, porque tu interpretación al violonchelo es muy importante y le da una voz muy particular a las bandas sonoras de las que formas parte, como en Wonder Woman, por ejemplo. ¿Cuánta libertad tienes generalmente para improvisar o aportar tu voz a los proyectos en los que participas?

Suele variar. A veces hago proyectos donde el compositor tiene una idea muy específica de lo que quiere hasta el nivel de micro-detalle. Pero eso es raro. En su mayoría la gente dice: “Podrías tocar esto o tocar otra cosa. No importa”. Y hago muchas sesiones de grabación remota.

He estado trabajando con algunos compositores polacos después de conocerlos en el Festival de Música de Cine de Cracovia, así que toqué en algunos proyectos de forma remota, desde el estudio de mi casa, todo por Internet. Por lo general, lo que hago en estos casos es, si tienen música escrita previamente, haré algunas tomas de lo que está escrito, y luego siempre agrego algo más, como: “Si lo deseas, puedes probar esta otra interpretación mía, con un poco de más, o un poco de menos”.

 

Así que siempre intentas dar algo extra en las grabaciones, intentas aportar algo tuyo…

Sí, pero al final, por supuesto, depende de ellos. Editan y se quedan con lo que quieren.

 

Pero entregas tu interpretación, tu idea de cómo debería ser esa pieza.

Sí. Y de nuevo, si vuelves a cualquier pieza de música… Cuando tienes a dos personas tocándola, incluso con el mismo instrumento, parece que suena completamente diferente. Por lo tanto, para mí siempre depende de la interpretación.

 

¡Muy interesante! Déjame mostrarte algo ahora… Tengo 2 CDs aquí conmigo que quiero enseñarte, porque quiero hablar sobre dos de tus proyectos: ‘Autumn Winds’ (2009) y ‘Game On!’ ( 2017)

¡Oh! ¡Muchas gracias!

 

¿Qué nos puedes contar sobre ellos?

Para ‘Game On!’, firmé con Sony y me tomó un tiempo decidirlo, porque siempre he lanzado toda mi música y he tenido control sobre todo. Pero finalmente, firmé con ellos y lanzamos un álbum de música de videojuegos. Fue muy divertido. Grabamos en Remote Control y también en el estudio de mi casa. Probablemente fue mi proyecto más grande, y usamos la Orquesta Sinfónica de Budapest y muchas librerías de ‘samples’. En realidad, se trataba principalmente de ‘samples’, lo creas o no, porque algunas de las cosas eran un poco complejas, por lo que era difícil que una orquesta lo tocará en directo.

¡He escuchado el álbum y esa era mi siguiente pregunta! ¡Te acabas de anticipar! (*risas*)

Creo que aprendí una gran lección allí, porque pensé, específicamente con Zelda y también con Tetris, que las partes no eran fáciles, eran muy rápidas, muy dinámicas, y cuando usas samples, dices: “Oh, eso es fácil”. Pero entonces quieres hacerlo en vivo, y… “Está bien, ¿cómo traduzco esta música a un concierto en vivo? ¿A una orquesta?” Fue muy difícil. Estoy segura de que podrían haberlo tocado si hubieran tenido tiempo para practicar, pero como ya sabes, cuando entras al estudio, hay que grabar desde la primera toma. No hay tiempo que perder. Al final funcionó y también terminé contratando a un par de músicos más; músicos solistas, y los superpuse por capas. Estos si tenían tiempo para mirar un poco más la música y practicarla o grabarla pieza por pieza, por lo que terminó funcionando y ha sido muy divertido.

 

¿Qué opinas de los conciertos que diste con el álbum ‘Game On!’? Tuviste conciertos en el Reino Unido y en Los Ángeles. ¿Cómo fue esa experiencia?

https://soundtrackfest.com/es/micro/tina-guo-en-concierto-en-el-reino-unido/

https://soundtrackfest.com/es/micro/tina-guo-en-concierto-en-los-angeles/

Fue muy divertido, fue genial.

 

Siempre has sido parte de conciertos o giras más grandes, pero esos fueron tus propios conciertos. Un proyecto muy personal…

Sí, mis propios shows. Tenía mucho miedo de que nadie viniera. Pensaba: “Dios mío. Voy a estar muy avergonzada. Habrá como treinta personas allí”. Estaba realmente preocupada, pero en realidad salió bien. Por supuesto, no fueron tan grandes como un concierto de Hans Zimmer o Cirque de Soleil, pero todos estaban llenos. En Los Ángeles estaba algo más preocupada, ya que por alguna razón, había muchas personas que compraban boletos en la puerta porque los números de preventa no eran muy buenos. Solo se vendieron unos pocos cientos en la preventa y dije: “Oh, Dios mío. Va a estar vacío”.

Recuerdo estar tan nerviosa que no quería mirar afuera antes de salir. Recuerdo que salí por detrás y el lugar estaba lleno y dije: “Oh, gracias a Dios. Está bien” y luego me sentí mejor. Todo esto es muy estresante, porque cuando haces tus propios conciertos, eres responsable de todo.

Tina Guo - Entrevista - En el escenario

 

¡Estás a cargo de todo!

Eso es. ¡Estás a cargo de todo! Fue maravilloso y sorprendente que la gente dedicara su tiempo y su dinero duramente ganado para venir a verme tocar, así que estaba muy agradecida por eso.

Fue un proyecto muy divertido, y me gusta tener diferentes experiencias con música diferente, y nunca tener un horario regular. Por lo tanto, es bueno que siempre tenga que tocar música diferente (películas, videojuegos, música clásica…).

 

Vayamos terminando esta entrevista con un par de preguntas sobre tus giras de conciertos más conocidas: Hans Zimmer Live y The World of Hans Zimmer. Has estado de gira con Hans Zimmer Live durante algunos años por todo el mundo. ¿Cómo fue la experiencia? Tiene que ser fantástico, pero agotador al mismo tiempo…

Algunas personas dicen: “Es muy agotador”, pero lo creas o no, para mí, en realidad fue… no es que la palabra sea fácil… pero en realidad fue muy relajante. Cuando estoy en casa, cada vez que estoy en Los Ángeles, es cuando estoy agotada… porque estoy practicando, por lo general hago tal vez dos sesiones, a veces incluso tres, por día. Estoy haciendo muchas sesiones remotas diferentes, estoy manejando mi negocio, constantemente con correos electrónicos y haciendo todas mis tareas de oficina, y autogestiono todo mi merchandising…

 

Tienes ese espíritu asiático dentro de ti… siempre trabajando duro …

¡Sí, una adicta al trabajo! (*risas*)… Pero en la gira es tan fácil…

 

Bueno, tocas siempre el mismo repertorio…

En efecto. La misma música todos los días, pero también estás en un hotel, así que no tengo que cocinar, no tengo que limpiar, no tengo que lavar la ropa. La gente decía: “Oh, estoy tan cansada”. Y yo digo: “¿Qué? Solo tocamos un show”. (*risas*)

 

 (*risas*) ¡Es “solo” un concierto!

Para mí, el concierto es tocar y tocar, y eso es divertido. Así que estoy feliz de que eso sea todo lo que tenemos que hacer. Bueno, eso y la prueba de sonido. Ok, es mucho tiempo el que pasamos en el autobús, pero realmente no salgo de fiesta, no bebo, así que toco el concierto, me quito el maquillaje, duermo, me despierto, voy al hotel, desayuno en el buffet gratis, y luego trabajo en mi ordenador.

Cuando estoy de gira siento que es muy relajante. Para mí, viajar y actuar es la parte fácil. Cuando estoy en casa es ensayos, trabajo… Y creo que también esto es así porque hice una gira de 2011 a 2013 con el Cirque de Soleil que duró dos años… en realidad un poco más de dos años… así que unos pocos meses son nada. Allí, el primer año tenía mucha energía, pero después de un año y medio, comencé a sentir que era “demasiado de la misma música”. Viajábamos cada dos o tres días. Así que creo que después de esa experiencia, todo es fácil.

 

Bueno, ¡Esa sí que fue una experiencia larga para una gira! ¿Y qué nos puedes contar sobre tu participación en ‘The World of Hans Zimmer’? El espectáculo comenzó a salir de gira en 2018, y acabas de llegar a él hace unos pocos conciertos…

La experiencia es completamente asombrosa. He hecho hasta ahora 5 shows, y todo el mundo es increíble. La calidad de los músicos es definitivamente de un nivel superior. Todos aquí son muy, muy amigos. Por supuesto, en Hans Zimmer Live también somos amigos, pero este es un tipo diferente de energía, de la que me alegro que pudieras ser parte y pudieras experimentar. Personalmente estoy muy agradecida de ser parte de esto. ¡He sido muy bienvenida en la familia y eso se siente como algo estupendo! ¡Espero con ansias todos los próximos shows! Y técnicamente hablando, en Hans Zimmer Live toco el violonchelo eléctrico y aquí en The World of Hans Zimmer toco el violonchelo clásico, por lo que es un instrumento y un sonido completamente diferente. Realmente disfruto haciéndolo, ya que en los últimos años no he estado tocando el violonchelo clásico tanto como el eléctrico, especialmente en directo. Así que siento que estoy dando una parte diferente de mí misma en el escenario, para expresarme y conectarme con los demás musicalmente.

Tina Guo - Entrevista - The World of Hans Zimmer

 

Muchas gracias Tina por tu tiempo, y esperamos que tengas un gran éxito con ‘The World of Hans Zimmer’ este 2019 y el próximo 2020 (leer más), y también con el siguiente Hans Zimmer Live 2021 (leer más).

¡Gracias a ti por estar aquí con nosotros en el tour!

 

Entrevista por Gorka Oteiza

Fotos por Rafa Melgar