Bruce Broughton – Entrevista

Hoy toca rescatar y publicar una entrevista que lleva cierto tiempo en el archivo de SoundTrackFest, una entrevista realizada al compositor Bruce Broughton durante SoundTrack Cologne #14 (verano de 2017) por Gorka Oteiza.

En ella el compositor nos habla sobre sus comienzos, sobre cómo es trabajar para la animación o cómo es componer música para parques de atracciones, su opinión sobre los ‘Temp Tracks’, sugerencias para compositores que están empezando en el mundillo, su trabajo en las series Dallas o Quincy, su música para los westerns, su música para salas de conciertos, sus influencias musicales, o su trabajo en la serie de TV The Orville.

Como podéis ver, una entrevista de lo más completa… ¡que esperamos os guste!

 

BREVE BIOGRAFÍA

Bruce Broughton - Entrevista - Retrato

Bruce Broughton es conocido por sus muchas bandas sonoras para películas, incluyendo Silverado, Tombstone, Los Rescatadores en Cangurolandia, Más fuerte que el odio, Milagro en la ciudad, la saga De Vuelta a Casa y Bigfoot y los Henderson. Sus temas para televisión incluyen The Orville, JAG, Las Aventuras de los Tiny Toons y Dinosaurios. Sus bandas sonoras para televisión van desde miniseries como Texas Rising y Azules y Grises a películas de televisión (Warm Springs, O Pioneers!) e innumerables episodios de legendarias series de televisión como Dallas, Quincy, Hawaii 5-0 y La Conquista del Oeste.

Con 24 nominaciones, Bruce Broughton ha ganado un total de 10 premios Emmy. Su música para Silverado fue nominada al Oscar, y su banda sonora del El Secreto de la Pirámide fue nominada para un Grammy. Su música ha acompañado a muchas de las atracciones de parques temáticos de Disney en todo el mundo, y su score para Heart of Darkness fue la primera banda sonora orquestal que se grabó para un video juego. En la primavera de 2016, fue arreglista de un álbum comercial de canciones de películas y de Broadway para el multi-talentoso Seth MacFarlane.

Muchas de las obras de concierto de Broughton han sido interpretadas por la Orquesta de Cleveland; las Orquestas Sinfónicas Nacionales de Chicago y Seattle; la Orquesta de Cámara de Los Ángeles; la Sinfónica de Londres; y la Orquesta del Hollywood Bowl.

Página web oficial: http://www.brucebroughton.com/

 

ENTREVISTA

¿Por qué decidiste convertirte en un compositor de música de cine? ¿Hay algún momento en el que recuerdes haber dicho: “¡Oye, me encanta esto! ¡Quiero ser un compositor de música para películas!” ¿O fue más bien como un proceso?

Fue un proceso. Fue algo estúpido (*risas*). Cuando era niño… Bueno, antes que nada, déjame decirte que provengo de una familia muy musical. Tengo un abuelo que era compositor, tengo un tío que es compositor, mis padres son buenos músicos aficionados, mi hermano es un trombonista y compositor profesional… así que tenía la música a mí alrededor.

Pero lo que realmente quería ser era un dibujante/animador. Cuando era niño, quería ser animador, así que Walt Disney era mi héroe. Sin embargo, tocaba el piano y podía tocar un par de instrumentos, y la animación no estaba apoyada por nadie que yo conociera, pero la música siempre la habían apoyado, así que de alguna manera profundicé y me metí más a fondo en eso. Y cuando llegué a la universidad, realmente no sabía qué estudiar, porque no tenía un interés abrumador en nada, como el que tenía en la animación. Así que decidí ir a por la música, ya que eso me era familiar y pensé que si me quedaba en la universidad el tiempo suficiente, averiguaría lo que quería hacer. Mientras estudiaba música decidí que quería estudiar composición, porque era algo de lo que no sabía lo suficiente, y no quería estudiar más piano, ya que era un pianista decente.

Estudié composición, y nunca encontré nada más, así que… ¡terminé siendo compositor! (*risas*)

Bruce Broughton - Entrevista - Gorka Oteiza y Bruce Broughton

Ahora bien, una vez que sabía que iba a ser compositor, no tenía claro qué tipo de compositor quería ser. Realmente no sabía mucho sobre la música en las películas. Recibí una clase mientras estaba en la escuela, pero realmente no me había enfocado en ello. Así que un día, estaba conduciendo y estaba escuchando una canción, y la canción me estaba haciendo sentir algo especial y pensé: “¡Eso es lo que me gustaría hacer! Me gustaría escribir música que haga sentir algo a la gente”. Y muy rápidamente se me pasó por la cabeza que las películas eran la mejor manera de hacerlo, porque podía escribir música de diferentes estilos, diferentes tipos y usar cualquier técnica que tuviera en ese momento. Podría hacer piezas largas o cortas, ponerme emocional y reunir a mucha gente en la misma habitación; habitaciones oscuras con pantallas grandes… y eso me parecía una idea fantástica. Así que ese fue el comienzo de mi gran ambición de ser compositor. Tengo que decir que muchos años después, resultó ser una buena elección, porque me ha ido bien.

Sin embargo, como puedes ver, mi ambición no era ser un compositor de películas, sino que mi ambición era escribir música que hiciera sentir a la gente algo, música que a la gente realmente le interesara escuchar y poder disfrutar. Cuando no estoy haciendo una película o una serie de televisión o algo así, sigo tratando de hacer lo mismo. Cuando estoy componiendo una pieza de concierto, quiero que los músicos se involucren en ella, quiero que la audiencia se involucre en ella. Solo escribir una pieza de música para ser una pieza de música sin más, no me interesa en absoluto.

 

Necesitas un propósito…

Sí. Escribir música de concierto es un poco más difícil porque no tienes una película que te ayude (*risas*)

 

Pero tienes un lienzo en blanco, como un pintor, que puedes llenar con lo que quieras…

Eso es algo bueno, pero lo difícil es que tienes que involucrar a la audiencia, porque en una película tienes una imagen. En una película, la música complementa a la imagen, pero en una pieza de concierto, ¡lo es todo! Para un compositor, una de las mejores cosas de hacer películas es que escribes en todos los estilos y obtienes una gran técnica. Así, consigues ser capaz de hacer cosas muy específicas.

Miro a mis amigos y compañeros, que son compositores de música de cine, y puedo ver que todos lo hacen de forma ligeramente diferente. A algunos les encantan las películas, a algunos les encanta la fama, a algunos les encanta que la gente venga y digan “¡Oh! ¡Eres mi compositor favorito!”. Hay algunas personas que hacen eso, y hay algunas personas que son muy buenos compositores. Y luego hay una mezcla de todos ellos. De las personas que conozco y que realmente me gustan, tengo un par de amigos que son realmente muy buenos compositores y han hecho algunas películas realmente buenas, y creo que eso es genial. Todos hacemos las cosas ligeramente diferentes y eso es lo que lo hace interesante.

 

Hablando de hacer las cosas de maneras ligeramente diferentes… Muchos jóvenes compositores vienen a los festivales de música de cine en busca de referencias para cambiar sus vidas, de referencias de cómo desarrollar sus carreras, a dónde ir, qué hacer… Así que, desde la experiencia que tienes ahora y desde la que tenías cuando comenzaste… ¿Qué consejo les darías? ¿”No cometas estos errores que cometí yo hace muchos años”, por ejemplo?

Bueno, van a cometer errores de todos modos (*risas*). ¡Tienen que cometer errores! Todo el mundo comete errores. Yo mismo… todavía cometo errores como un loco (*risas*)

Creo que lo mejor que puedes hacer es arrancar. Si quieres trabajar en un medio comercial, la pregunta más importante siempre es: “¿Cómo obtengo un trabajo?” Y la respuesta inteligente a eso es: “Encuentra a alguien que te contrate“, que en realidad, es una buena respuesta, porque tienes que ir a donde está el negocio. No sirve de nada ir al desierto a buscar un vaso de agua. Si quieres trabajar en una película, o si quieres trabajar en una plataforma de juegos o algo así, debes averiguar quiénes son estas personas que necesitan tus servicios.

Bruce Broughton - Entrevista - Conferencia

Esto es cierto incluso para la música de concierto; tienes que encontrar personas que vayan a tocar tu música. Una gran parte de ser compositor es interactuar con las personas, y tú tienes que pasar tu tiempo con las personas que quieran sus servicios, francamente. Y debes cultivar amistades y quieres que la gente sepa lo que puedes hacer, cuál es tu disponibilidad y todo ese tipo de cosas, para que puedas estar cerca del trabajo cuando suceda. Es un consejo simple, pero te sorprendería la cantidad de compositores jóvenes que no lo saben. Esperan que los descubran solo porque están componiendo.

Y debo decirte que, ser compositor, aunque creo que es un trabajo increíble, no es especial. Hay muchas personas que son compositores. Hay muchas personas que piensan que son compositores. Hay muchas personas que tienen una idea musical. Ahora hay más probablemente que cuando comencé. Creo que hay más oportunidades para los compositores que en aquellos tiempos, pero también ahora hay muchos más compositores.

Así que, no eres especial. Tienes que encontrar alguna forma de ser contratado. Y creo que cuanto más puedas refinar tus objetivos, mejor serás. El mejor consejo que recibí sobre esto cuando comencé fue: “Ignora todos mis consejos y haz todo lo que se te ocurra”. Y como ya dije, solo arranca y comienza. Simplemente empieza.

 

Sal ahí y encuentra tus oportunidades…

Sí, tienes que buscar oportunidades. Pero tienes que ir a donde están las oportunidades. Ir a festivales, festivales de cine, ir a proyecciones, ir a escuelas de cine para estudiantes… cualquier cosa…

 

Conocer gente y construir relaciones…

Puedes conocer a otros compositores, pero los compositores no contratan a compositores. (*risas*)

 

No, por lo general no lo hacen (*risas*)

Pero quieres conocer a directores y productores, también quieres conocer a editores de películas, conocer a escritores, supervisores… Tienes que querer conocer a gente involucrada en el negocio cinematográfico. Y cuando vas a un festival de cine, todas estas personas están allí porque todos intentan establecer contactos y todos intentan asociarse. La gente no piensa en conocer a los editores de las películas, pero los editores son las personas en las que confían los directores. Y los editores también suelen ser las personas que eligen la música temporal o ‘Temp Track’. Así que, el editor tiene una opinión muy definida sobre cuál será la banda sonora. Si puedes hacerte amigo de un editor, y que él o ella use tu música en la película, tienes más posibilidades de obtener la película que alguien a quien no le importen los editores.

 

Ahora que estás hablando de editores de películas y de música temporal o ‘Temp Tracks’… Se han dado muchas discusiones y polémicas sobre el uso de estas en las películas, ya que hacen que muchas películas sean más o menos iguales en el apartado musical. ¿Qué piensas sobre el uso de música temporal?

Tengo sentimientos muy diferentes sobre la música temporal. Tienes que vivir con ella. Lo que tienes que averiguar es, “¿Qué es lo que realmente quieren escuchar? ¿Realmente quieren escuchar lo que usaron?” Y muy a menudo, dirán: “No. Nos gusta por el tono. Nos encaja porque hace a la escena lo que nos gustaría, pero no es tan específico. Tu puedes llegar a ser más específico”. Entonces, si lo usas como una instrucción de sobre cómo ven su película, puede ser útil. Si se trata de un modelo para copiar, no es tan bueno, porque el mayor problema con la música temporal es que no está hecha para esa película. Es como escribir un libro y luego llenarlo con párrafos de Shakespeare. Son buenas palabras, pero no tienen nada que ver con tu libro. Y esa es la forma en que hacen estas películas.

Bruce Broughton - Entrevista - Ensayos

Los cineastas/directores son personas creativas, y se ponen nerviosos, se ponen ansiosos. Francamente, no sería un director por todo el dinero del mundo, porque el trabajo del director es tomar el dinero de otra persona, y tienes tantas cosas con las que lidiar… y todo es tu responsabilidad, incluida la de ganar dinero. Imagínate a un pobre joven director, que finalmente consigue una película, y recibe, por ejemplo, un presupuesto de 13 millones de dólares o incluso un presupuesto de 1 millón de dólares, verás que se despierta todas las mañanas pensando: “Tengo que gastar este dinero en hacer más dinero”. Y si no tiene un éxito, sus posibilidades de conseguir otro trabajo son muy pequeñas.

Pero para un compositor, por ejemplo… si un compositor no tiene un éxito, probablemente obtendrá otra película. Pero los directores están bajo mucha presión. Entonces, cuando hablan con un compositor, están bajo mucha presión, y si van a algo realmente simple como una música temporal, tienes que perdonarlos. Y luego está lo que estaba diciendo antes… tu trato con la gente es muy importante, porque quieres ser capaz de darle al director suficiente confianza en lo que haces y en lo que vas a poder hacer por su película, de forma que puedan deshacerse de la música temporal, y puedan renunciar a ella y asumir lo que tú vas a hacer. Porque, después de todo, la razón por la que te contrataron fue por un proceso de selección. No tenían por qué contratarte, y había una cierta cantidad de confianza de que podías hacer algo por su película. Así que eso es algo no musical.

 

Entonces debes hacer que se sientan seguros sobre el trabajo que estás haciendo.

¡Absolutamente! Los compositores más exitosos… y creo que podría decir esto como una declaración en general… Los compositores más exitosos son los que tienen grandes habilidades para tratar con personas; los compositores que son muy buenos hacen que sus directores se sientan cómodos. Y no importa si eres John Williams o Jerry Goldsmith o Hans Zimmer. Quiero decir, todos estos hombre tienen grandes habilidades en el trato personal. Y algunos de ellos son realmente increíbles de ver cuando están haciendo su trabajo (*risas*)

Además, si no eres un compositor de cine y eres un compositor de música de conciertos, quieres que las orquestas sinfónicas interpreten tu trabajo. Y para conseguir eso, será mejor que hagas algunos amigos.

 

Necesitas amigos en todas partes (*risas*)

Sí, ¡necesitas amigos en todas partes!

 

Eso es bueno. Hablemos entonces un poco acerca de tu carrera. Esta noche, recibirás el “Premio al logro de toda una vida” (Lifetime Achievement Award) aquí en SoundTrack_Cologne. Eso es algo importante. Eso significa…

Significa que soy muy viejo. (*risas*)

 

 (*risas*) Bueno, eso es una buena apreciación… te hace sentir viejo, pero al mismo tiempo, te hace sentir orgulloso, supongo… porque es un premio que reconoce todo lo que has hecho…

Oh, sí, ¡eso también! (*risas*)

 

Has trabajado en tu vida en muchos, muchos géneros diferentes. Has trabajado para televisión, películas, piezas de conciertos y también parques temáticos. ¡Has hecho tantas cosas! ¿Hay algún género que te guste más, donde te sientas más cómodo haciendo tu trabajo?

Bueno, básicamente me gustan todos, pero los que realmente me gustan más son los parques temáticos y la animación. Esos dos son los más divertidos. Y creo que la razón por la que son más divertidos es porque cuando llegas al proyecto, han sido bien pensados y bien trabajados. Saben exactamente lo que están haciendo y saben exactamente lo que necesitan y lo que quieren.

 

No pueden permitirse errores…

Eso es. Y es genial. La animación por ejemplo es un género excelente. Y los parques temáticos… he hecho muchos parques temáticos de Disney, y están realmente bien pensados. La otra cosa que tienen es que nunca sabes lo que vas a tener que hacer. Con los parques temáticos, no se sabe si se trata de un entretenimiento pasivo, o hay algo donde la gente se pone de pie y mira, o si hay algo por lo que se van a mover. No sabes si es algo en lo que la música realmente va a ser parte de la experiencia, o si es solo un acompañamiento en segundo plano por parte de la música.

 

Así que te gusta esa interacción con la música….

¡Sí, me gusta! Y a menudo voy a un parque temático y digo: “No tengo ni idea de qué vamos a hacer aquí”. Pero luego se me ocurre algo realmente nuevo y creativo. La animación también puede ser así, porque con la animación, el único límite es tu imaginación. Entonces encuentro que esos proyectos son realmente interesantes. Esos son siempre divertidos. Mira…hice un proyecto reciente en España, Ferrari Land, en las afueras de Barcelona, no muy lejos de donde vives.

 

¿Oh si? ¡Qué sorpresa más buena!

Hice una de las atracciones allí, en Port Aventura.

 

Estuve allí hace unos años…

Entonces ve de nuevo y visita mi atracción (*risas*)

 

¡De acuerdo! Y esta vez escucharé la música con atención (*risas*)

Bueno, esta es una música específica que hice. Es una especie de viaje elevado. Es una especie de viaje en el que se vuela sobre Europa y el mundo, y veías a gente conduciendo Ferraris durante el viaje y ese tipo de cosas. Así que esa música es mía. Y luego hice otra para Disney, donde actualicé la música de Jerry Goldsmith. Así que sí, esas cosas siempre son divertidas, porque siempre son diferentes.

Y es divertido, porque cuando estás haciendo Ferrari, no solo estás con la atracción, estás vendiendo un producto; un producto realmente importante. Quiero decir, Ferrari es realmente un gran producto, y las personas que están interesadas en ello, realmente saben mucho sobre los coches, por lo que hay algo concreto que intentas transmitir, incluso si sólo intentas mostrar la emoción del viaje. Encuentro ese tipo de cosas realmente interesantes.

 

Hablemos de tu trabajo para televisión. Has trabajado para muchas series de televisión en los años 70 y 80. Shows como… ‘La Conquista del Oeste’, o algunos episodios de ‘La Fuga de Logan’, ‘Quincy’, ‘Dallas’… Por cierto, ‘Dallas’ fue un gran éxito en España. ¿Cómo era trabajar en la televisión en los años 70 y 80?

Bueno, es gracioso. A muchos compositores no les gusta trabajar en la animación, y a muchos compositores no les gusta trabajar en televisión. Y a mí… ¡me gusta trabajar en ambos! Una de las cosas sobre la televisión, que ocurría más hace años que hoy en día, es que es un trabajo rápido. Haces un show a la semana o tal vez en un par de días.

 

No tienes tiempo para repetir una y otra vez, compones y ya está…

Eso es, no tienen tiempo para venir y preocuparse por la música. Entonces te dejan en paz (*risas*) Y si trabajas en una serie como Dallas o Quincy o algo así, formas parte de un carril rápido de producción, así que vuelves una y otra vez a la serie, semana tras semana, viendo siempre a las mismas personas, y obtienes una verdadera sensación de familia. Por ejemplo, Dallas fue muy divertido, porque todas las semanas era básicamente el mismo espectáculo. No había mucha variedad, pero siempre era divertido ver quién podía insultar peor o con algo más fuerte. (*risas*)

Bruce Broughton - Entrevista - Dallas

 

¡¡Qué gracioso!! Cómo podría hacerse algo más grande, más grande, más grande… más a lo bestia (*risas*)

Sí, eso es… ¿cómo podría ser más grande? Y recuerdo que nos sentábamos allí y nos reíamos y reíamos de estas cosas horribles que se decían el uno al otro. Pero la gente con la que trabajé era genial, quiero decir, eran muy divertidos. Recuerdo que hice mucho para Quincy. Mira te cuento una historia… Hice la mayor parte de la música de Quincy, y una semana escuché que a los productores no les gustaba lo que había hecho la semana anterior. Entonces llamé al productor y le dije: “¿Hay algún problema con la banda sonora?” Y él respondió: “No, no. Estuvo bien”. Le dije: “No… escuché que había algún problema. ¿Qué era?…” Y él respondió: “Mira, creímos que tuviste una mala semana. Y que ya volverías a estar bien la siguiente”. Y pensé: “Ah, ok, está bien”. Ahora, si estás trabajando en una película, y si tuviste una mala semana, te echarían de la película. Y la televisión, es como, “Ah, bueno. Ya volverá. Sí, solo es que tiene dolor de muelas”.

 

Es como si dijeran… tenemos 40 episodios para la temporada, y la música de uno nos ha salido mal… no pasa nada… Todavía tenemos 39…

Sí. La otra cosa que disfruté de la televisión es que tenía oportunidad de experimentar, porque no había mucho en juego. Incluso en Dallas, donde de semana a semana la historia no cambiaba mucho, yo cambiaba mi orquesta. Entonces aprendí mucho sobre la orquestación. Una semana, lo haría con un oboe. La próxima semana, lo haría con seis trompas. O una semana tendría dos arpas. Quiero decir, cosas sencillas, tontas. Ir haciendo pruebas. Entonces, cuando entré al cine, tenía mucha experiencia que había ganado haciendo esto.

Como cuando llegué a Silverado, había hecho muchos westerns. Empecé con ‘La Ley del Revolver’, luego hice ‘La conquista del Oeste’ y también hice ‘Azules y Grises’. Bueno, eso no es un western, pero es un drama de la Guerra Civil del siglo XIX. Tenía mucha experiencia haciendo esas cosas, así que tenía algo que me traje y que era muy familiar sobre lo que podía expandirme.

 

Hablando de westerns… además de los que has dicho, también tienes ‘Tombstone’ o, últimamente, ‘Texas Rising’. Tu carrera parece estar ligada, parcialmente al menos, a los westerns. ¿Encuentras y vas buscando los proyectos, o son los proyectos los que te encuentran a ti?

¡Son ellos los que me encuentran! Y en realidad, no he hecho tantos westerns. Supongo que ‘Texas Rising’ si es un western. Pero Tombstone y Silverado son en realidad los únicos westerns que hice. He hecho muchos shows que la gente llaman westerns, pero en realidad son shows tipo ‘Americana’. Para mí, eso no es lo mismo… para mí, son diferentes. Pero para otras personas, les suena como… “Bruce está haciendo Americana”.

 

 

Pero también he hecho muchas películas familiares. Y fue solo cuestión de suerte. No fue algo que hice a propósito, pero estoy feliz de haberlo hecho, porque conocí a mucha gente de entre 30 y 40 años que, cuando eran jóvenes, crecieron con mis películas y tuvo un gran efecto en ellos. Esas fueron películas que solían ver mucho, porque los niños pequeños ven las películas una y otra vez.

 

¡Sí que lo hacen!

Como hace un par de años… Yo estaba en un salón de peluquería esperando a mi esposa, y la chica que tomaba las reservas caminó hacia mí… una chica joven, de unos 23-24 años, muy guapa. Ella se acercó a mí y me dijo: “Acabo de descubrir quién eres”. Y yo dije, “Oh, ¿en serio? ¿Y quién soy?” Y ella dijo: “Me di cuenta de que eres Bruce Broughton. Tú eres el hombre que escribió la música para Los Rescatadores en Cangurolandia”. Y yo le dije, “¿Por qué sabes esto?” Y ella dijo: “Porque cuando era pequeña, esa era mi película favorita, y vi esa película una y otra vez, y me encantó la música”. Ella dijo: “¿Firmarías mi CD?” ¡Y… eso fue en una peluquería! (*risas*)

 

¡Esa es una historia fantástica!

Y te pasan cosas así. Y como dijimos antes de la entrevista, Belinda y yo hemos estado en España. Amamos España porque la gente es muy amable, pero cuando escuchas de alguien en España o Alemania o en algún país que no conoces, que les gusta mucho tu música, o que la música que escribiste era muy importante para ellos, esa es una muy buena razón para pasar tu vida siendo un compositor de música de cine. Si quieres ser rico y famoso, también puedes hacer esto. Pero si quieres impactar las vidas de otras personas… Y esa era mi ambición como compositor. Quería tener algún efecto en la vida de las personas.

Bruce Broughton - Entrevista - Los Rescatadores en Cangurolandia

 

Entonces, sabiendo que has afectado a las vidas de otras personas, este ‘Premio al logro de toda una vida’ aquí en Colonia, tiene que sentirse de alguna manera como un éxito, ¿no?

Oyes que la gente habla sobre su compositor favorito, y dices, “Oh, ¿ese soy yo? ¿Soy tu favorito…?” Y luego se menciona el nombre de otra persona y tú dices: “Ah, sí” (*risas*) Pero en realidad no importa, porque sabes que tuviste un efecto en la vida de las personas… ¡y también lo tuvieron otros compositores! Y, francamente, los otros… Conozco a muchos compositores, y algunos de ellos también han tenido un gran efecto en mi vida. Porque algunos de mis amigos escribieron música que me gusta mucho.

 

¿Qué otros compositores te han influenciado?

Bueno, la mayor influencia fue probablemente Jerry Goldsmith. Pero Jerry Goldsmith, John Williams… No crecí con ellos, pero Al Silvestri y yo solíamos trabajar en programas de televisión juntos en la MGM, y por un tiempo, incluso éramos vecinos. Nunca fuimos camaradas ni socializábamos y demás, pero debido a eso… tenemos más o menos la misma edad, y veo sus películas, y quedamos de vez en cuando. Y John Powell es otro amigo mío. Y me gusta mucho su música. Creo que tiene mucho mucho talento. Randy Newman es también un compositor que me gusta.

 

Has tenido muchos estudiantes a lo largo de los años… algún nombre que mencionar…

Sí, también les he enseñado a muchos de ellos. Gente como Marco Beltrami y Christophe Beck estaban todos en mi clase. No puedo decir que sea yo la razón de su éxito, pero realmente me gusta ver que les va bien. Me gusta ver que tienen tanto éxito. Vi a Christophe Beck hace varios años, y él apareció y se presentó nuevamente. Me dijo: “Yo estaba en tu clase” Y yo le dije: “Ya me acuerdo”. Pero en este momento, realmente le iba muy bien como compositor, y estoy muy feliz de ver eso.

De vez en cuando veo personas que estaban en mi clase hace dos o tres años, y que obtuvieron su primera película y están muy emocionados. O que acaban de ganar un premio en alguna parte y están muy emocionados. Bueno, pues eso es genial. Eso es realmente maravilloso. Y de vez en cuando… y esa es una de las mejores cosas de ser maestro… puedes escuchar la música de todos, y a veces hacen cosas que realmente quieres recordar. (*risas*) Porque tu sí sabes lo que están haciendo, pero ellos aún no saben lo que están haciendo y no saben que… ¡es algo realmente bueno!

Bruce Broughton - Entrevista - Life Achievement Award (STC14)

 

Hablemos de tu música de concierto. Recientemente, tu música se ha presentado en Newport, en ‘The Contemporary Violin’ (leer noticia)

Oh no. En realidad, no se llevó a cabo. Ese concierto fue cancelado abruptamente.

 

¿Oh si? No me enteré de eso…

Iban a tocar una pieza… es una especie de concierto para violín, y la violinista venía de Francia y no pudo obtener un visado. Gracias, presidente Trump…

Pero de todos modos, he tenido una buena cantidad de conciertos con mis obras. Tengo un concierto en enero, porque acabo de escribir una pieza para un cuarteto de cuerdas y orquesta, que se estrenará en unos meses.

Ahora, mira, esa es una de las ventajas de escribir música para películas, porque puedes obtener realmente una técnica muy grande, y si trabajas con orquestas, también serás muy bueno en la orquestación. Así que, elegí este trabajo, esta obra de concierto, porque era muy difícil…

 

¿Te gustan los retos?

Oh, sí, ¡me encantan! (*risas*)… Pero fue realmente difícil, así que tengo mucha curiosidad por saber cómo va a ser esta pieza. Hace un par de meses, la sección de metales de la Filarmónica de Nueva York tocó una pieza mía en un concierto, y un compositor amigo mío me llamó justo después de la función y me dijo: “¡Guau! ¡La pieza fue genial. ¡A la audiencia realmente le encantó!”. Me encanta escuchar cosas así. La Filarmónica de Los Ángeles también ha tocado cosas mías. Hace un par de años conseguí un encargo a través de la Filarmónica de Los Ángeles para hacer una pieza de apertura para el Hollywood Bowl… ¡con 16 trompas! Hubo un gran simposio de internacional de trompas, así que escribí esta fanfarria para 16 trompas. ¡Fue una pieza muy larga!

Otra historia… había una convención internacional de arpas que se estaba celebrando en Praga, y compuse una pieza para arpa, flauta y viola que se estrenó allí. Entonces… como puedes ver, me gustan los desafíos…

 

¿Compones piezas para convenciones? Convención de trompas… Convención de arpas…

…convención de tubas… ¡Y no estoy bromeando! Tengo piezas para muchos tipos de convenciones. ¡Puedes apostar que sí! Esa es en realidad una de las cosas interesantes de este tipo de trabajo. Muchos de estos instrumentos tienen organizaciones. Hay una sociedad internacional de tubas. Hay una gran asociación de trompetas, una asociación de trompas, y así con el resto…

 

La convención de tubas tiene que ser bastante extraña… (*risas*)

¡No! ¡Fue genial! Porque tienen las tubas grandes, y luego tienen las pequeñas tubas… los bombardinos. Hubo un músico de tuba muy famoso, que hizo la mayoría de las películas. Hizo cosas como Tiburón y todo eso y fue muy buen amigo mío. Entonces escribí una pieza para él. Un concierto de tuba que se ha vuelto muy, muy, muy popular entre los intérpretes de tuba. Pero cuando falleció, le hicieron un memorial en la USC, en la Universidad, y fue un evento internacional. La gente vino de todas partes del mundo para honrar a este hombre. Era una persona encantadora y era un excelente intérprete de tuba. Y tocaron un arreglo de la Cuarta Sinfonía de Tchaikovsky. (*Bruce canta*) (*Bom, dom, duh, duh … bom ba dom*)… ¡con 99 tubas! Alguien hizo un arreglo, y entonces en este auditorio tenían 99 tubas, y te diré… ¡la tierra tembló! Pero no era nada ridículo… Quiero decir, que fue increíble escuchar esto. Fue un sonido hermoso. Hay un instrumento llamado Bombardino (‘euphonium’ en inglés)… ¿Conoces el origen de la palabra “euphonious”?

 

Realmente no…

Ok, pues euphonious significa “sonido hermoso”.

 

Entonces, ¿viene del griego antiguo?

Si. Euphonia. Euphonious. Y este es el “euphonium” (Bombardino). El bombardino es una tuba pequeña. Es realmente un instrumento muy hermoso. Es principalmente un instrumento de banda. Ocasionalmente, las orquestas lo usan, pero es principalmente un instrumento de banda, lo cual es algo desafortunado. Entonces, lo usas como el extremo alto, y luego usas las tubas como el extremo inferior, y luego tienes tubas pequeñas y tubas grandes y puedes cubrir todo el rango con ellas. Así que… es un sonido increíble… ¡y el suelo tembló! ¡Tenías 99 de esos instrumentos!

 

¡Eso sí que es algo diferente! Cuando te enfrentas a una nueva pieza para orquesta, ¿Qué tienes en mente? Es algo así como, “Vamos a ver, ¿Cómo puedo abordar esto? ¿Cómo lo hago interesante?

Esa es en realidad la primera pregunta que tienes en la cabeza. “¿Cómo demonios voy a hacer esto?” Y lo resuelves. Y luego esperas que sea una buena pieza cuando todo esté terminado… “Esa pieza funcionó bien”. He tenido muchas oportunidades como esa en el pasado. No soy Aaron Copland… todavía, pero estoy trabajando en eso. (*risas*) No… realmente disfruto este tipo de música.

Bruce Broughton - Entrevista - Conferencia

 

Bueno, podría ser cuestión de tiempo que llegaras a ser como ‘Aaron Copland’… (*risas*)

Sabes, él también era un buen compositor de música de cine. Era realmente bueno. Lo encuentro realmente interesante. Me gusta hacer todos esos tipos diferentes de música, y le he estado diciendo a algunos de los jóvenes compositores que la música está cambiando ahora. Creemos que la música de cine y la de televisión están alineadas, pero ahora hay música de juegos y hay música que, en lugar de mostrarse en pantallas de 20 metros, se muestran en una consola o en un ordenador portátil. También hay videos, quiero decir, hay todo tipo de producciones sucediendo ahora. Hay todo tipo de oportunidades, y como la música ha cambiado, los estilos han cambiado. Hay un montón de oportunidades ahí fuera…

 

En efecto. Nos estamos convirtiendo cada vez más en una sociedad multimedia. Tenemos ordenadores, móviles, pantallas en todas partes y mucha música. La música es una parte integral de nuestra vida. Hace años, la música solo estaba en algunos lugares específicos, pero ahora la tienes en todas partes…

Sí, es así. Y antes la componían algunas personas, pero ahora mucha gente compone. Volviendo al ‘Premio al logro de toda una vida’, creo que puse algo en Facebook al respecto, y dije: “Me siento demasiado joven para este premio”. Y en muchos sentidos, eso es realmente cierto porque todavía estoy en mitad de escribir muchas cosas. No hago tantos trabajos cinematográficos como solía hacer, pero estoy componiendo tanto como antes, y los proyectos son realmente interesantes. Quiero decir, a veces es un parque temático o a veces es un programa de televisión, como hice recientemente el piloto y el título principal de The Orville.

 

The Orville… Eso estaba en mi lista de preguntas para más adelante…

Sí, trabajé en ello con Seth MacFarlane y, de hecho, déjame decirte que Seth me llamó de la nada hace un par de años. No lo conocía. Quiero decir, sabía quién era, pero no lo conocía personalmente. Entonces, se presentó por teléfono y me preguntó si haría un arreglo para él, para una canción que quería cantar con John Williams y la Filarmónica de Los Ángeles en el Hollywood Bowl. Bueno, nunca había hecho algo así en mi vida. Entonces dije… “”. (*risas*)

 

 (*risas*) ¡Otro desafío! ¡Quiero hacerlo!

Sí, y luego fue como… “¿Cómo hago esto?” Y resultó bien. Así que me llamó de nuevo unos meses más tarde y me dijo: “Bueno, ¿Te gustaría hacer un álbum conmigo? Porque hago estos álbumes…”. Tenía tres álbumes que quería hacer, y tenía tres personas en su lista, y yo era una de ellas. Así que hicimos un álbum, lo mezclamos más adelante ese año, y luego me llamó por la serie de televisión. Esas son cosas que nunca hubiera esperado hacer. Quiero decir, nunca había sido un arreglista en mi vida. Nunca había hecho un arreglo para una gran banda… ¡hasta que Seth me llamó! Y aquí estoy, con mi avanzada edad, haciendo algo que hacen muchos chavales.

 Bruce Broughton - Entrevista - Ceremonia de premios

 

Bueno, pero estás explorando nuevos territorios, ¡así que es interesante!

Sí, ¡y salió bien!

 

Déjame decirte que he visto que los compositores, que mantienen siempre su cerebro trabajando y aceptan nuevos desafíos, también tienen cuerpos jóvenes y viven más tiempo…

Los compositores a menudo viven mucho tiempo…

 

Mira a John Williams, Lalo Schifrin, o Ennio Morricone con más de 80 años y camino a los 90… Los escuchas hablar, y su cerebro todavía es joven…

Bueno, es más que eso. Conozco un poco a John, y te diré, que si le das la mano a John, estás estrechando la mano de un joven de 25 años. Él te saluda con un apretón bien firme. Y la música de Morricone para… ¿Cuál era, Los Odiosos Ocho?

 

Sí, Los Odiosos Ocho. Ganó el Oscar por ello y viajó a Los Ángeles para la recepción con los compositores…

Cuando vi esa película, quedé completamente impresionado por su banda sonora… pensé: “¿Cómo puede un hombre de 90 años…?”… Porque tiene casi 90… “¿Cómo puede un hombre tan mayor escribir así? ¿Escribir música como esa?” Y siento lo mismo con John y con lo que hace para Star Wars. Solo el poder escribir una banda sonora tan exigente con tanto entusiasmo a esa edad… eso es algo extraordinario de hacer. Es inspirador. Me siento que con mi edad no soy viejo en absoluto. Tengo muchas ideas y mucha energía, los miro y pienso: “Soy joven. Todavía tengo un largo camino por recorrer“. Soy un chaval. Todavía soy un niño para ellos. (*risas*)

 

Hablemos ahora de los festivales de música de cine, que están creciendo en Europa… (MOSMA, World Soundtrack Awards, Fimucité, Hollywood in Vienna, Festival de Música de Cine de Cracovia, Film Music Prague…) Tantos festivales en Europa… Pero no veo ese tipo de crecimiento en los Estados Unidos. No veo festivales en Estados Unidos… o al menos no me llegan noticias de que se estén celebrando…

Creo que tienes razón. Tampoco he oído hablar de ellos.

 

¿Por qué crees que hay esa diferencia? Es la subvención del gobierno, la situación, el interés de las personas…

Bueno, el gobierno no patrocina nada. Nuestro gobierno es tan anti-artístico, que es repulsivo. No, creo que puede ser… Espero que esto no suene mal, pero creo que es probablemente, porque lugares como Hollywood y Nueva York, están ocupados haciendo películas, y por eso no lo aprecian tanto. Quiero decir, están orientados a productos. Son buenos para poner en marcha cosas como los Oscar y los Emmy y todo eso, haciendo los premios, que es una especie de auto-felicitación.

Pero en términos de apreciar realmente el trabajo de lo que hacen, hay festivales de cine. Está el Festival de Cine de Sundance. Hay cosas así que son muy importantes.

 Bruce Broughton - Entrevista - Concierto

 

Sí, pero ¿festivales de música de cine?

Festivales de música de cine… Creo que es probablemente porque… supongo… porque es como celebrar la Coca-Cola. Es algo que hacemos, así que ¿cuál es el mérito? (*risas*) No, quiero decir, el negocio del cine es realmente importante, pero creo que se ve de manera diferente aquí en Europa. Realmente no lo sé. No lo he pensado.

 

Mi suposición, pero es solo una opción… Es que Europa siempre ha sido muy cultural. La música, la música clásica, todo ha crecido inicialmente aquí. Así que creo que es una transición natural. Aquí la gente considera que la música de cine es una especie de evolución de la música clásica hacia otra forma de arte. Así que… vamos a celebrarla…

Creo que tienes razón. Creo que hay un sentido cultural realmente muy diferente. Quiero decir, los Estados Unidos realmente… Bueno, no quiero quejarme de mi propio país, pero… los programas de arte patrocinados por el gobierno no son tan populares como lo son en Europa.

Así que tienes que buscar tu propio camino. Muchas orquestas sinfónicas están teniendo problemas. Ahora, curiosamente, una cosa que es muy popular en los Estados Unidos son los conciertos de películas en directo: producciones de cine con orquesta y pantalla gigante. Silverado fue interpretado así hace uno o dos años en Chicago. Fue muy emocionante. Fui a San Francisco para ver a mi amigo Don Davis dirigir Matrix y ¡fue genial! Lo que fue interesante fue la audiencia. Se llevó a cabo en la sala sinfónica, pero se podía ver que no era una audiencia sinfónica; era una audiencia de cine. Y fue genial. Fue muy divertido.

 

Así que, es una forma de llevar a personas frente a una orquesta, gente que nunca antes ha ido a una sala sinfónica…

¡Exactamente! Y están viendo una película, pero aquí la orquesta está haciendo todo el trabajo. Fue fenomenal. Y no creo que Don Davis haya recibido tantos aplausos en toda su vida como lo hizo al final de ese concierto, porque a la gente realmente le gustó. Es realmente emocionante. Así que hay mucho de eso, porque también ayuda a las orquestas, ya que pueden llenar sus funciones si ponen música de películas.

Si consigues que John Williams venga y dirija, tienes dos noches seguras con funciones agotadas. James Newton Howard, Danny Elfman, Hans Zimmer, estos hombres están de gira con su música… Estos chicos ahora están en la carretera porque la gente quiere escuchar su música. Y si está vinculada con una orquesta sinfónica, es genial. Es una forma de que la sinfónica haga que la gente escuche a la orquesta. No es Mozart o Beethoven, pero definitivamente es buena música.

 

Es verdad. Muchas orquestas están incorporando música de cine a su repertorio, y hacen conciertos mixtos con música clásica y de cine, o solo conciertos de música de cine o conciertos con película y música en vivo. Y cada vez ocurre más a menudo.

Bueno, mira a David Newman, que es un compositor de películas realmente bueno; también está haciendo muchas de estas películas, así que hizo una transición. Quiero decir, si alguien le ofrece una película, estoy seguro de que la tomaría. Pero si no va a haber una película, él dirigirá una. Y puede ser suya, o puede que no sea suya, porque realmente le gusta lo que hace y es bueno con las orquestas sinfónicas.

 

¡En efecto! Ha dirigido ET, Indiana Jones… y también hizo Matilda, su propia banda sonora, hace algunos meses. Está dirigiendo mucho últimamente…

Vayamos terminando la entrevista y hablemos sobre tu último trabajo, la música que has compuesto para la serie de televisión The Orville, que se estrenará en septiembre de 2017, donde compartes créditos con John Debney y Joel McNeely. ¿Cómo te involucraste en el proyecto y qué aproximación hiciste a la música? ¿Qué podemos esperar encontrar allí?

Seth me llamó y dijo: “¿Te interesaría hacer un programa de televisión?”. Y yo dije: “Bueno, ¿qué es?” Y él dijo: “Es una comedia dramática de ciencia ficción. Pero quiero que la música interprete…”. Mira, lo diferente de Seth es que es muy musical. Quiero decir, es un tipo realmente brillante, y está increíblemente concentrado en lo que hace. No sé cómo consigue pasar todo el día haciendo todas las cosas que tiene que hacer, pero es muy específico sobre lo que quiere. Entonces me dijo, “… el drama. La música interpreta el drama. No hace la comedia. La comedia la aporta la actuación, el espectáculo”. Entonces, en este episodio en particular, el episodio piloto, la música es en ese estilo. Es un poco como Star Trek, la serie de televisión.

 Bruce Broughton - Entrevista - Sesiones de Grabación (The Orville)

 

Sí, he visto la promoción y parece Star Trek… un Star Trek divertido…

Sí, es bobalicón… La palabra es bobalicón… (*risas*)

 

¿Fue divertido trabajar en la serie?

Oh sí. Muy divertido. Y a Seth le gusta trabajar con una gran orquesta, así que tuvimos una orquesta de 74 piezas… ¡para un programa de televisión! Los músicos pensaron que habían muerto e ido al cielo, porque lo hicimos como solíamos hacer las grabaciones orquestales de antes. Todos estaban en la sala al mismo tiempo. No estábamos haciendo piezas o secciones. Y cuando todo terminó, la orquesta aplaudió durante unos tres o cuatro minutos. Porque estaban tan felices de estar allí. Entonces la música… el tema principal es muy del tipo de ciencia ficción. Es un gran tema, melódico… Ah, y esta es otra cosa que Seth me dijo: “No tienes que hacer maquetas. Solo escribe la música, sube al escenario y graba con una orquesta”.

 

¿No quería escuchar la música? ¿Ni siquiera una versión para piano que podrías tocar para él?

No. No. No estaba interesado. Pero el tema principal era diferente. Entonces, cuando compuse el tema, hice una versión para piano de él. No quería hacer una versión orquestal, porque no sabía cuál iba a ser el título principal, visualmente. Así que le toqué el tema, y se lo pasé, y le gustó, y luego me llamó y me dijo: “Necesitamos un arreglo, porque estamos montando las imágenes”. Así que lo hice y le di una maqueta, pero aparte de eso, no hubo ninguna maqueta.

Es genial. Ah, y luego, cuando lo estábamos grabando, él todavía estaba filmando, todavía estaba actuando en la serie. Entonces dijo: “Probablemente no esté en la grabación”. Bueno, pues él ESTABA en la grabación. Cuando no tenía que estar actuando, corría al estudio de grabación y se quedaba allí y escuchaba la música. Y luego lo puso en el estudio, para que el elenco y el equipo también pudieran escucharla.

 

Para que pudieran sentir la música que iba a acompañar a su actuación.

Entre las escenas, sí… los actores y el equipo estaban mirando las escenas y a la vez escuchando la música, y él dijo que la gente estaba llorando y… ¡fue algo grande, y emocional! Quiero decir, todos estaban felices, felices, felices, felices. Así que espero que el espectáculo vaya bien.

 

¡Yo también! ¡Realmente me gusta el concepto y la idea! Entonces… ¡esto es todo Bruce! No hay más preguntas… ¡y déjame decirte que amamos tu música en España! Estuve con Christopher Young hace dos meses en Madrid y él también está dispuesto a volver a España. Ambos seríais fantásticos invitados para un festival.

¡Me encantaría estar allí de nuevo! Mira… Conozco a Christopher Young desde antes de que comenzara a escribir música. Lo conozco desde hace años. Él siempre ha sido muy intenso. (*risas*)

Bruce Broughton - Entrevista - Gorka Oteiza y Bruce Broughton

 

Sí, esa es la palabra. Intenso es la palabra. (*risas*) Él vive todo con tanta energía y pasión.

Vive y muere con las películas. Otro tipo que era así, aunque no era intenso de la misma manera, era Basil Poledouris. Porque Basil solo vivía para ser un escritor para películas. Él amaba las películas. Le encantaba escribir música. Y se sentaba y solo hablaba de películas. Él y yo estábamos en la escuela al mismo tiempo, pero no nos conocimos hasta un par de años después. Y nos hicimos buenos amigos. Quiero decir, no lo veía mucho, pero me gustaba Basil. Era una buena persona… En resumen, que los festivales de cine son un gran lugar para nosotros los compositores. A mí me encantan.

 

Entonces, espero volver a verte pronto en algún otro festival de música de cine… ¡Y si es posible, en España!

¡Eso sería genial!

 

Entrevista realizada por Gorka Oteiza